miércoles, 22 de septiembre de 2010

De mitos

Guste o no a los creyentes, la religión esta llena de discursos míticos que intentan explicar la realidad para "mejorar" la vida humana, y querer fijar unos modelos de comportamiento humano. Grosso modo, los mitos son narraciones, muchas veces metafóricas y alegóricas, que explican como una o diversas divinidades intervinieron en hechos que el propio ser humano no puede explicar. Es una historia sagrada que tuvo un origen en el tiempo y que esta relacionada con los propios humanos y su destino.

Los creyentes cristianos por ejemplo, cuando les hablamos de mitos y religión, rechazan los mitos por ser falsos. Y no les falta razón, pero de la misma forma que ellos hoy en día aceptan sus dogmas como algo sagrado e irrefutable, los griegos de la antigua Grecia, por ejemplo, también tenían la misma concepción de sus creencias y no se lo tomaban como mitos, sino como algo real. Pues los sacrificios que hacían es un ejemplo claro de lo que estoy sosteniendo.

La relación que hay entre religión y mito es muy estrecha, pues cada religión tiene unos mitos que explican una serie de sucesos y, además, coinciden con otras religiones. Veamos que tipos de mitos hay en el mundo de la fe:

Mitos de los orígenes

Los mitos cosmogónicos que tratan de explicar el origen del mundo o del cosmos. Este origen es gracias al trabajo de un ser supremo o de diversas divinidades y, según las culturas, puede ser consecuencia de la construcción a partir de algún material previo; de una victoria del caos; o de la creación mediante la palabra.

Los mitos teogónicos que narran los orígenes de los dioses, diosas y otros seres sobrenaturales.

Por ultimo, dentro de los orígenes, tenemos a los mitos antropogónicos que relatan la construcción o la creación del hombre y de la mujer a partir del barro, del maíz, de la mezcla de diferentes substancias, y de muchas formas más.


Mitos sobre el fin del mundo

Los apocalípticos nos hablan sobre el fin del mundo y del tiempo. Lo relatan como una destrucción catastrófica que permite la renovación. En muchos casos, los muertos vuelven a vivir.


Los mitos del eterno retorno (del que luego hablaría Nietsche) que tratan de la eterna repetición cíclica del ritmo fundamental del cosmos: su destrucción y reconstrucción periódica dentro de un esquema cíclico que se repite indefinidamente. Un mito característico de las Vedas hindúes.


Mitos de transformación


Nos encontramos con los mitos del estado originario. Estos relatan los estados y condiciones después del inicio del mundo o de los humanos en un estado perfecto (paraíso original). Explican los enigmas, las situaciones y oscuridades de la vida humana, haciendo referencia al origen de su existencia.

Los mitos de culpa y castigo como el mito del pecado original (tentación y caída), y la rebelión contra los dioses. O también el mito del diluvio, que es presentado en versiones muy diferentes.

Finalmente, tenemos los mitos de salvación, que es la otra cara de la moneda al mito de culpa y castigo.


Las religiones han bebido de la fuente de otras religiones, y si repasamos la historia y los mitos nos daremos cuenta de eso. El hecho de que hoy en día el cristianismo siga en pie después de 2000 años, no significa que su relatos sean los "verdaderos". Simplemente, los responsables de dicha religión han sabido mantener a lo largo de los siglos esos mitos ya que han calado en mucha gente.

Dicho esto, los mitos no dejan de ser interesantes, pues no sólo nos entretienen durante su lectura, sino que también nos informan de como pensaban y como piensan las diferentes sociedades.